Al observar la Sacra Capilla Funeraria de El Salvador puedes pensar, a priori, que te encuentras en Italia, ya que es comparable a sus iglesias renacentistas. Aunque creas que estás ante una iglesia, originariamente se creó para ser panteón de uno de los más importantes nobles de la época, Francisco de los Cobos, secretario de Carlos V. Por ello, podrás observar en las torres laterales cadáveres de cabezas de vaca y esculturas funerarias.

Aunque es un edificio privado, en la actualidad se celebran cultos religiosos. Por ello, si decides asistir a misa es recomendable que vayas a este lugar, pues es toda una experiencia para los sentidos debido a la mezcla de luz y color que desprende el retablo del altar mayor. Además, vale la pena que te fijes bien en él, ya que recrea de forma excepcional el episodio de la Transfiguración de Cristo, obra de Alonso Berruguete. Además, merece la pena que observes con detenimiento las bellas pinturas de la cúpula.

También es interesante que prestes atención a la numerosa simbología del mundo clásico pagano y de los episodios del Antiguo y Nuevo Testamento que está plasmada a lo largo de todo el edificio, éstos recogen la idea de la Muerte, del Honor, de la Gloria y de la Resurrección.

En cuanto a su historia, se empezó a construir en 1536 por el arquitecto de la catedral de Granada, Diego de Siloé. Una segunda fase, iniciada en 1540, es dirigida por Andrés de Vandelvira, cuya aportación se hizo notar, sobre todo, en las portadas laterales y en la Sacristía. En 1559, durante el reinado de Felipe II, será cuando el templo se consagre.

No sólo destacaron los anteriores nombres, sino que en la construcción del Salvador hubo otros de reconocido prestigio como el de Esteban Jamete, escultor de la piedra de la fachada y de la Sacristía; y el de Francisco de Villalpando, autor de la espectacular rejería que separa el altar mayor y el espacio reservado, con el espacio popular de la iglesia.

Precio de la entrada

La entrada para adultos es de 5 euros, para escolares acreditados de 2 euros, para jóvenes de 8 a 15 años y grupos de hasta 20 personas de 2,5 euros y para mayores de 65 años y grupos de hasta 4 personas de 4,5 euros.