El Restaurante Vandelvira ocupa parte del Convento de San Francisco, construido por Andrés de Vandelvira en el siglo XVI. El edificio lo componen arcos abovedados, paredes de piedra, solemnes escalinatas y una exquisita decoración.

En él se pueden degustar platos típicos de la zona como el Paté de Perdiz, el Bacalao a la Baezana o las Manitas rellenas de Perdiz con Salsa de Zanahorias,  todo ello acompañado por el aceite de oliva virgen extra.