Otra puerta que te recomendamos que visites es la del Losal. Esta puerta, de estilo mudéjar, es un magnífico ejemplo de las formas y técnicas constructivas musulmanas.

Consta de un doble arco de herradura apuntado, sustentado por columnas octogonales, precedido al exterior por un arco de medio punto. En su interior, se conserva una viga de madera con los quiciales para encajar los ejes de una puerta de doble hoja.

Junto a ella, se encuentra una capilla con la imagen de la Virgen de la Soledad.