Si te sitúas en la Sacra Capilla del Salvador y miras perpendicularmente al fondo de la plaza, encontrarás a un lado a la derecha el Palacio Vázquez de Molina o conocido popularmente como el de Las Cadenas, debido a las cadenas que se sitúan en la parte delantera del edificio. En la actualidad, ocupa la sede del Ayuntamiento de Úbeda.

Custodiado por dos leones de piedra, símbolo de la ciudad, en su fachada principal (la que da a la Plaza Vázquez de Molina) podrás observar numerosas esculturas con forma humana y bellísimas columnas que responden a los tres órdenes arquitectónicos, así como grafitis de la época (vítores), que eluden a hechos conmemorativos, personajes o críticas sociales.

El palacio comienza a construirse en el año 1562, bajo las directrices de Andrés de Vandelvira, para ser ocupado por Juan Vázquez de Molina (sobrino de Francisco de los Cobos y, al igual que éste, secretario de estado de Carlos V y secretario de cámara de Felipe II), principal promotor del proyecto. Sin embargo, no llegó a alojarse en él. Por ello, fue remodelado y adaptado para monasterio de madres dominicas.

Como observarás, está hecho a base de piedra de cantería de gran calidad cromática y es una representación perfecta de los palacios italianos de la época renacentista. En su interior, destaca un patio con arquerías de medio punto porticado por columnas de mármol, donde toma protagonismo una fuente central.

En la parte superior, se sitúa el Archivo Municipal que cuenta con un artesonado de madera de estilo mudéjar y con ventanas con forma de ojo de buey, desde las cuales puedes contemplar la Colegiata de Santa María y la Sacra Capilla del Salvador. Se corona el edificio con una cornisa de piedra volada, sobre la que se elevan dos pequeñas torres.

Precio de la entrada

La entrada es gratuita.