Edificio anexo al Seminario San Felipe Neri, sus instalaciones forman parte también de la Universidad Internacional de Andalucía.

Este Palacio fue mandado a edificar por Juan Alfonso de Benavides Manrique, el señor de Jabalquinto, primo del rey Fernando el Católico, casado con doña Beatriz de Valencia Bracamonte, cuyo hijo Manuel se casó con Luisa Manrique, hija del célebre poeta Jorge Manrique, y cuya hija Isabel, contrajo matrimonio con el conde de Benavente, Antonio Alonso Pimentel de Quiñones.

El edificio ha tenido diferentes usos. En 1720 dejó de ser residencia señorial, al cederlo al Seminario San Felipe Neri para convertirse en residencia estudiantil, reservándose algunas estancias y ciertos privilegios de protocolo eclesiástico a sus fundadores. Sin embargo, en 1836 el Estado se incautó el inmueble. En la década de 1970 se utilizó como Colegio Menor y en los noventa fue sede de la Escuela Taller de Rehabilitación del Patrimonio de Baeza.

Lo que más te va a llamar la atención de este monumento será su fachada, la cual te podrá recordar a la de la Casa de las Torres de Úbeda debido a su ornamentación. En este caso, las conchas se han sustituido por puntas, clavos de piña, frondas, florones y lazos. Lo que más resalta, sin duda, son los numerosos pináculos con los que cuenta. También puedes observar escudos heráldicos de los fundadores. La puerta, situada entre pináculos góticos, forma un arco conopial recorrido por dos troncos en donde podrás ver catorce figurillas humanas. Cabe destacar también, las ventanas del segundo cuerpo y la galería del tercero, así como las columnas que terminan a modo de mirador. En las estancias que dan a dichas ventanas se conserva el artesonado policromado de la época.

En su interior, merece la pena que observes con detenimiento su maravilloso patio renacentista de doble arcada con columnas de mármol y escudos en las enjutas. La parte inferior del segundo cuerpo de la galería está formada por una alternancia de rectángulos y balaustres.

Tampoco te puedes perder su espectacular escalera barroca, de tipo monumental, que se caracteriza por su numerosa decoración: estípites, balaustres, volutas… y su bóveda de media naranja.

Como curiosidad, en el Salón de Actos se conservan seis columnas con sus capiteles románicos procedentes del desaparecido templo de San Juan.

Por último, hay que señalar que las trazas del edificio se atribuyen a Enrique Egas, la fachada a Juan Guas y Pedro López como maestro constructor.

Precio de la entrada

La entrada es gratuita.