Situada a 22 y a 32 kilómetros de Baeza y Úbeda, respectivamente, la ciudad de Linares es una de las más grandes de la provincia de Jaén, en cuanto a número de habitantes y extensión se refiere.

Ubicada al noroeste de la provincia de Jaén, tiene una situación privilegiada, ya que se encuentra en el  sector oriental de Sierra Morena y en la parte alta de la Depresión del Guadalquivir.

Actualmente, es centro comercial e industrial, ya que en ella se engloban los más importantes comercios y fábricas, aunque tradicionalmente fue un destacado núcleo mineral, sobre todo, de minería de cobre.

Aunque Linares no cuenta con una larga trayectoria histórica, ya que los primeros documentos datan de antes de la Reconquista, sin embargo, existía en los alrededores un importante yacimiento arqueológico llamado Cástulo, una de las ciudades más significativas de la Hispania romana.

Durante la Edad Media, Linares estaba bajo la tutela de Baeza y formaba parte de su territorio extramuros. No fue hasta mediados del siglo XIX cuando dicha ciudad tomó importancia gracias a la industria mineral. En 1875, Alfonso XII le otorga el título de la ciudad. No obstante, al comprobarse, a mediados del siglo XX, que el plomo es un material tóxico para algunos de su principales usos, como la fabricación de cañerías, provoca una caída muy importante de su precio y el paulatino cierre de las minas linarenses, siendo la mina de la Cruz la última en cerrar en 1991.

Aunque Linares no es una ciudad monumental como tal, cuenta con un variado conjunto de edificios y zonas de interés que podrás visitar como el Paseo de Linarejos, la Plaza del Ayuntamiento, la Iglesia de Santa María, el museo de Raphael, el de Andrés Segovia y el Hospital de los Marqueses de Linares.

Carmen Linares, Raphael, Andrés Segovia o Sebastián Palomo Linares son algunos de los personajes que han nacido en Linares.

Si tienes pensado visitar Linares, desde Úbeda tienes que tomar la carretera N-322 y A-32, y desde Baeza la A-316.


Ver mapa más grande