Se definen como ''artesanos del helado'', se dedican a la elaboración propia de helados de una gran variedad de sabores.

Su negocio lo complementan con cafetería y copas, un lugar idóneo para tomar un buen gin-tonic y escuchar música de los 80s en un ambiente clásico.