Una de las cafeterías más emblemáticas de Baeza. En ella, cabe la pena probar sus dulces típicos caseros.