En una tarde de invierno, cuando la lluvia moja tu alma, el café junto a un amigo te reconforta y te devuelve la vida que tanto añorabas. Recuerdos de risas afloran en torno a una taza de café caliente en una mesa de cafetería. Las palabras se cuelan entre murmullos de gente que ríe. La espuma el azúcar… Aromas de mil mundos… Vidas que se cruzan en una cafetería con gente que ama vivir. Déjate llevar por las historias que esconde una taza de café que calienta las manos y el corazón, alimenta el alma y da la vida.

En nuestra cafetería podrás degustar combinados de cafés fríos y calientes, chocolates de sabores, zumos, tés, bollería, helados, batidos de helados y granizadas de sabores.