patrimoniodelahumanidad

Tras varios intentos fallidos, las ciudades de Úbeda y Baeza fueron declaradas finalmente Patrimonio de la Humanidad o Patrimonio Mundial por la UNESCO el 3 de julio de 2003. La Plaza Vázquez de Molina de Úbeda, así como la Plaza de Santa María y la Cuesta de San Felipe de Baeza fueron las zonas reconocidas.

Éste fue un proceso largo y duro que comenzó entre los años 1998 y 1999. Durante este periodo se hicieron mejoras para adecuar ambas ciudades a las exigencias de la UNESCO. En este sentido, se diseñó un Programa de Gestión Patrimonial que tenía como objetivo poner en valor el patrimonio de Úbeda y Baeza destacando la innovación constructiva y singularidad artística de Andrés de Vandelvira y la proyección arquitectónica de su arquitectura religiosa en el resto de España e Iberoamérica.

Asimismo, se realizó un Diagnóstico Urbanístico en el que se indicó el estado, uso y conservación de los dos Centros Históricos, destacando problemas y oportunidades de intervención para ponerlos en valor y revitalizarlos, además de establecer necesidades de crear órganos e instrumentos de gestión patrimonial.

De este modo, se detectaron problemas y se hicieron mejoras en cuanto a accesibilidad, movilidad, aparcamientos y servicios en los Centros Históricos y en las áreas centrales, así como en los alrededores de los recintos de los alcázares e intramuros.

No cabe la menor duda que la Declaración de Úbeda y Baeza como Patrimonio Mundial ha impulsado el turismo a lo largo de estos diez años y ha obligado, en cierta forma, a que ambos ayuntamientos se encuentren comprometidos a mantener los compromisos adquiridos de protección y de gestión responsable. Asimismo, en este tiempo ha habido un incremento de la iniciativa privada y la apuesta por las administraciones por poner en valor nuevos atractivos turísticos, hecho que ha convertido a Úbeda y Baeza en “motores” del turismo provincial, junto al Parque Natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

Es por eso que la Catedral de Jaén está tratando, en la actualidad, de conseguir el título de Patrimonio Mundial e incluirse así dentro del conjunto monumental de Úbeda y Baeza. Se prevé que a lo largo de estas semanas miembros de la UNESCO visiten el templo jiennense y su entorno para tomar la decisión.

Hay que señalar que hace dos años el Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO rechazó la propuesta del Gobierno de España de incluir a la Catedral de Jaén dentro de los conjuntos monumentales renacentistas de Úbeda y Baeza como Patrimonio Mundial.

Algunos de los factores que juegan en contra son que la UNESCO no es demasiado partidaria de las ampliaciones de conjuntos ya declarados y que considera que ya existe en el mundo suficiente patrimonio arquitectónico con este distintivo. A favor, el enorme valor arquitectónico, cultural y social de la Catedral de Jaén, como máximo exponente del Renacimiento andaluz y de la figura de Andrés de Vandelvira.

Fuente: Ideal.es

Fuente: Vivajaen.es

Compartir en redes Sociales!